viernes, 15 de agosto de 2014

El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

Por primera vez Kvothe se dispone a relatar la verdad sobre sí mismo. Y para hacerlo bien, deberá empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad, y su llegada a una universidad donde espera aprender una magia de la que se habla en las historias…

«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Ferulian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí».

Por fin después de tantísimo tiempo tenía El nombre del viento en mis manos. Como podéis ves arriba, son bastantes páginas y siempre que me enfrento a una lectura tan larga no puedo evitar esperar que me guste lo que voy a leer porque no suelo dejar libros a mitad y leer mil páginas de algo que te aburre es horroroso.

Había oído muchas opiniones acerca de esta novela y de su segunda parte. O bien la gente decía que era una obra maestra de la literatura fantástica, que era maravilloso y que era uno de los mejores libros, o bien se quedaban a mitad y ni lo terminaban porque lo calificaban de tostón. Bueno, ni tanto ni tan calvo.

He de decir que en casi ningún momento me he sentido enganchado a la historia. No me refiero a que me aburriera, que no lo ha hecho, sino a que nunca sentí esas ganas de «ay, voy a leer a ver qué pasa ahora que se ha quedado superinteresante». ¿Por qué? Pues he estado pensándolo mucho desde que lo terminé y no lo sé. Cuenta con personajes muy bien definidos, aunque Kvothe es el protagonista indiscutible. La trama está llena de interrogantes y de historias a medio contar que deberían enganchar, pero conmigo no lo consiguieron hasta que ya me acercaba muchísimo al final.

Kvothe es un personaje extraño. No solo por su apariencia y sus cualidades, sino porque tiene la habilidad de hacer que lo odies y lo ames a la vez, que sientas pena y que lo admires a partes iguales. Muchas veces durante la novela he sentido esa clase de sentimientos encontrados, pero alguna que otra vez he tenido la sensación de que era básicamente irritante. No hay que olvidar que es un niño durante la mayor parte de la narración y sumado a que el muchacho es especial —por decirlo de alguna forma— crean la combinación perfecta de irritación con patas. Aun así, no puedo decir que lo odio y, sobre todo, no odio al Kvothe adulto, que está hecho de otra pasta.

Algo que sí me ha gustado mucho es la ambientación. Se trata de una especie de Edad Media, pero mucho más avanzada tecnológicamente de lo que lo fue la nuestra. Esto da un toque muy particular a la historia y le da otro carácter que la aleja de las típicas novelas fantásticas medievales.

Los superfans de El nombre del viento pensarán que son un hater, pero nada más lejos de la realidad. El libro me ha gustado, pero no me ha enamorado. De hecho, me ha gustado lo suficiente como para querer leer el TOCHACO de El temor de un hombre sabio. Me han dicho que en la segunda parte la acción se reparte mejor entre diferentes escenarios y estoy seguro de que eso evitará sensación de monotonía, uno de los problemas principales que he encontrado. Además, sabré más acerca de la historia de Bast (*sighs*).

Esta monotonía de la que os hablaba no solo era causa de que todo pasara básicamente en el mismo lugar durante toda la novela, proque al fin y al cabo, el lugar es lo de menos. La repetición de patrones en el desarrollo de la trama era lo que más me molestaba.

En resumen, El nombre del viento es una novela que suscita todo tipo de opiniones. A mí me ha parecido un libro entretenido con personajes muy buenos, con una trama muy compleja, pero que no ha acabado de engancharme y de apasionarme. Por supuesto, os recomiendo que le deis una oportunidad. Si os encanta, genial. Si no os gusta, pues podréis decir que lo habéis intentado. Si os parece bueno pero no llega a enamoraros, habréis disfrutado de una lectura de calidad y entretenida.


10 comentarios:

  1. Hola!
    Hace unos meses que leí este libro (y de corrido el siguiente) y me encantó. No me enganchó mucho, como a ti, pero sí tenía ganas de seguir con él y terminarlo. Yo no le tengo ese punto de rabia a Kvothe, es un personaje que me encanta.
    Sin embargo, El temor de un hombre sabio sí me tuvo enganchada en ciertos momentos.
    Pronto te unirás al enorme grupo de gente que estamos esperando mordiéndonos las uñas, al tercer libro? :P
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo ni locura total ni odiarlo, es entretenido aunque un poco lento para mis gusto.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto Ferrán te nomino al Best Blog! http://elmarcapaginas-loco.blogspot.com.es/2014/08/me-han-nominado-para-el-premio-best-blog.html

    ResponderEliminar
  4. No creo que llegue a leer a este hombre, porque este tipo de literatura no me llama nada la atención. Ya sabes, soy más de dramas y amoríos. Jijiji ♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!, ¿Que tal estás?, Aquí he llegado de casualidad a tu blog y ya soy una Seguidora Tuya :). Espero que tu pases por el mio y si te gusta me sigas. Te mando un saludo y espero tu próxima Entrada,
    Chao!.

    ResponderEliminar
  6. Hola:D Pues me llama bastante este libro, aunque no me gusta mucho la edición de bolsillo -.- Así que tengo que ahorrar bastante para comprarme esta de Plaza y Janés :) Me lo han recomendado mucho, aunque es un tocho bastante grande xD Espero conseguirlo pronto y empezarlo a ver que tal ^^ Un besin! Me quedo por aquí :3

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me ha gustado más que a ti, y no entiendo muy bien lo de la monotonía de escenario, sé que no hay gran variedad, pero creo que el autor la sabe describir de forma amena, a mí no me ha parecido tan pesado, pero la verdad es que después de descubrir NACIDOS DE LA BRUMA creo que realmente se queda atrás, o al menos para mí si, aún tengo pendiente el segundo, pero con lo gordo que esta y todos mis pendientes :I

    Espero y el segundo te guste más y que ya hayas leído LA CANCIÓN SECRETA DEL MUNDO. XD

    ResponderEliminar
  8. A mi me gustó muchísimo y estoy por terminar con "El temor de un hombre sabio". Vamos a ver qué tal.

    Te dejo un beso grande desde http://masletrasmaspalabras.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo en mi poder, cuando acabe con él ya te daré mi opinión :)

    Gracias por tus palabras en mi blog, es agradable cuando alguien dice cosas bonitas sobre lo que escribes ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Este libro lo tengo pendiente, pero ahora en epoca de clases no tengo mucho tiempo, me lo leeré el próximo verano espero! te sigo!
    Un beso

    Mel de palabras compartidas, no dudes en pasarte ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...