jueves, 15 de mayo de 2014

El círculo, de Mats Strandberg y Sara B. Elfgren

Una noche de luna llena color rojo sangre, seis chicas se ven arrastradas por una fuerza misteriosa hasta un teatro al aire libre abandonado. Días antes, un compañero apareció muerto en el instituto. Todo el mundo piensa que ha sido un suicidio. Todo el mundo… excepto ellas.
En ese misterioso lugar en ruinas, les es revelada una antigua profecía. Son las Elegidas, un grupo de brujas unidas por un poder que puede destruirlas a todas. Pronto descubren que, a pesar de sus diferencias, se necesitan las unas a las otras para dominar sus nuevos poderes y cumplir la misión que les espera. El tiempo corre en su contra. Si no descubren qué las persigue, morirán.

El círculo fue una de esas novelas que ves una y otra vez en la estantería y nunca te decides a comprar. Brujas, profecías y una luna roja... Podía ser un desastre, pero no. Al final me decidí y cuando comencé a leerlo, estuve seguro de que había sido una buena idea.

Uno de los puntos fuertes de la novela son, sin duda, sus personajes. Seis jóvenes que acaban de descubrir que tienen poderes especiales, poderes que tienen que compaginar con el instituto. Cada una tiene una personalidad tan definida y creíble que parace se estén describiendo a personas de carne y hueso, cada una con sus miedos, sus inquietudes, sus habilidades, sus gustos... Desde luego, un trabajo excelente. El otro, diría que es la ambientación y la atmósfera que se crea; el mundo de estas seis chicas. 

Normalmente, cuando alguien adquiere poderes, lo primero que pierde es su humanidad: cada vez se acerca más al prototipo de ser poderoso y dejá más atrás las pequeñas cosas del día a día, la vida rutinaria y los problemas del resto de los mortales. Este no es el caso. A pesar de sus nuevas habilidades, ellas siguen teniendo que afrontar los típicos (y no tan típicos) problemas de adolescentes, cosa que las hace más humanas aún.

Algunos de los temas son los habituales: popularidad, estudios, chicos... Pero los autores van más allá y tratan temás más arriesgados como la homoxualidad, el acoso escolar, el sexo, el alcohol o las drogas. Arriesgados, pero sin dejar que la novela se centre en ellos.

Por otra parte, hay algunas cosas que no me han acabado de cuadrar. Una de ellas es que algunos pasajes, sobre todo al principio, se hacen bastante lentos, aunque una vez arranca la acción todo avanza con dinamismo. Otra es la parte mágica de la historia, a la que, sorprendentemente, no se le presta demasiada atención (mi teoría es que esta primera novela sirve como introducción de los personajes y sus historias. Espero que Fuego —la segunda parte— se centre más en es aspecto fantástico).

Por último, el final: sorprendente. La manera perfecta de terminar con el primer volumen de la saga, atar algunos de los cabos que habían quedado sueltos y dejar otros para que se desarrollen en los siguientes.

En definitiva, si quieres leer una novela con buenos personajes, con una historia emocionante y que en más de una ocasión te dejará con la boca abierta, te recomiendo El círculo, la puerta a una trilogía que promete.


 

3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Con este libro me pasa justo lo que describes al principio: siempre lo veo pero nunca me decido... Supongo que le daré una oportunidad porque me ha llamado lo de que los personajes sean tan realistas. Eso es algo que siempre me atrae en un libro.
    Gracias por tu reseña ^^.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me parece tan triste que esta saga tenga el poco reconocimiento que tiene en España D:

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Acabo de ver tu blog y me quedo por aquí, te sigo.
    Este libro no me llama mucho pero más adelante lo mismo me decido y le doy una oportunidad.
    Besos:)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...