lunes, 12 de agosto de 2013

Entrevista a Laia Soler


¡Hola, viajeros! Bienvenidos a la que ya es la segunda entrevista que un autor ofrece a Un Viajero entre Historias. En esta ocasión, tenemos la ocasión de entrevistar a Laia Soler, una joven autora, ganadora del primer premio literario La Caixa / PLATAFORMA con su novela Los días que nos separan, que ya reseñé hace unos días (¡tenéis que ir, leerla y comentar!)
Laia Soler, también conocida como Selene en la blogosfera, es una joven escritora de 22 años, licenciada en periodismo y administradora del blog de literatura Alas de Papel. Gracias al premio La Caixa / PLATAFORMA, ha podido ver su novela publicada, novela que no dejará a nadie indiferente, me atrevería a decir.

Viajero: Para empezar, Laia, quiero darte las gracias por la entrevista y por concedernos un ratito de tu tiempo. Y, ahora sí, empezamos. ¿Qué ha significado para ti resultar ganadora del premio y, como consecuencia, ver tu novela publicada? ¿En qué ha cambiado, si lo ha hecho, tu vida?

Laia: Diría que es un sueño hecho realidad, porque de hecho lo es, pero en realidad es sólo el principio. Mi sueño es poder seguir escribiendo y compartiendo mis historias con todos aquellos que quieran leerlas.
Mi vida no ha cambiado mucho, pero sí he tenido la oportunidad de vivir cosas maravillosas, como las presentaciones de los libros o entrevistas en medios de comunicación (para alguien que ha estudiado Periodismo, eso tiene un valor añadido). Además, me ha permitido conocer gente genial, algo por lo que doy gracias todos los días.


Viajero: ¿Recuerdas aquella llamada de teléfono en la que se te comunicó que eras la ganadora? ¿Cómo fue ese momento? ¿A quién se lo contaste en primer lugar?

Laia: Fue intenso. Admitámoslo: soy muy pava, así que me puse a temblar y casi llorando, llamé a Cristina G. Leitón (amiga y administradora del blog Palabras como Souvenir), porque fue la primera persona que leyó la novela y que estuvo ahí durante la parte más difícil del proceso de escritura. La historia era también un poco suya, así que tenía que llamarla a ella primero sí o sí.

Viajero: ¿En qué grado te has visto involucrada en la toma de decisiones acerca de los aspectos varios de la publicación tales como portada, título, diseño, etc.?

Laia: En todo momento me fueron informando sobre temas de portada y diseño para opinara y diera el visto bueno. En cuanto al título, les gustó el original y dejamos ese.

Viajero: Centrándonos un poco más en la novela, ¿cómo surgió la primera idea, el germen de Los días que nos separan?

Laia: Podríamos decir que fue un cúmulo de gérmenes. El primero fue una noticia en una revista acerca de un árbol que cumplía 300 o 400 años. Pensé que si pudiera hablar, contaría muchas cosas… Y quizás habría visto el nacer y el morir de muchas historias de amor. Me dije que sería bonito que hubiera nacido al mismo tiempo que lo hacía una historia de amor y que muriera con ella. Eso me dejaba con el problema del tiempo, así que la idea se quedó flotando en el limbo hasta que vi el caso de Cormac Macaulay, del que se habla en la novela. No diré mucho más porque sería explicar el “misterio” de la historia, pero básicamente es eso.

Viajero: ¿Cambió mucho la historia desde aquella primera idea con respecto al resultado final? De ser así, ¿fueron estos cambios a propósito o «te los pedía la historia»?

Laia: Abandoné la idea inicial de que el narrador fuera un árbol centenario. Creo que ese fue el cambio más fundamental. Hubo cosas que tuve que cambiar respecto a la idea inicial, pero la verdad es que di tantas vueltas hasta que dejé las cosas como están que no recuerdo exactamente cuáles fueron.

Viajero: Como has dicho en alguna presentación, hiciste bastante trabajo de investigación y documentación para que la historia fuera más real. ¿Fue duro? ¿En qué modo crees que una buena documentación puede mejorar una historia? ¿Cómo lo hizo con Los días que nos separan?

Laia: Yo soy una persona muy curiosa y me encanta aprender cosas nuevas. Leí libros, vi alguna película, fui a dos ferias modernistas (incluyendo a una visita teatralizada a una industria textil)… Me lo pasé muy bien informándome sobre la época. Lo único duro era ver que por muchas ganas que tuviera de empezar a escribir, aún no estaba preparada para hacerlo.
Creo que una buena documentación ayuda a dar verisimilitud a una historia, aunque para muchos lectores no sea evidente. Por ejemplo, el modo de lavar la ropa, la organización social dentro de un inmueble, la función de la portera, cómo eran los diarios… Hay cosas que sólo sabe el escritor, pero que ayudan a que la historia esté bien construida. En mi caso, cada escena de la parte del pasado tiene una fecha concreta de 1914 y 1915. En la mayoría de casos no se dice, pero lo he tenido muy en cuenta para nombrar obras de teatro o películas en proyección. En ese aspecto soy muuuuuuuy perfeccionista.


Viajero: El libro está escrito siguiendo un formato bastante original. Los capítulos del pasado y del presente se alternan; unos estaban escritos en primera persona y otros lo estaban en tercera. ¿Cuál fue tu método de escritura? ¿Lo escribiste todo seguido, por capítulos, primero una historia y luego otra? En caso de ser así, ¿te fue difícil cuadrar las dos historias, la del presente y la del pasado?

Laia: Primero escribí la parte del pasado, aunque tenía claro qué iba a suceder en los capítulos del presente. Al terminar, eso sí, tuve que modificar algunas cosas para que cuadraran con los cambios de la trama del pasado. No fue demasiado difícil porque tenía las cosas bastante claras (en ese punto del proceso, porque la preparación fue un quebradero de cabeza tras otro), aunque sí tuve algún problemilla al ver que alguna cosa no terminaba de cuadrar entre las dos tramas, como que se hablara de un sueño que aún no había sucedido. Por suerte, revisé muchas veces la novela y solucioné esos fallos.

Viajero: Y, ¿qué hay de tus futuros proyectos? ¿Tienes algo en mente? ¿Puedes adelantarnos algo? ¿Alguna exclusiva?

Laia: Tengo alguna que otra historia dándome vueltas por la cabeza y ya estoy escribiendo una nueva novela. Sólo puedo decir que está ambientada en Islandia, hay algunos elementos mágicos y la protagonista tiene el pelo lila. ¡Tachán! Misterio… Llevo poquito, pero espero que vaya avanzando poco a poco.

Viajero: ¿Te gustaría dedicarte de manera profesional a esto o lo ves más como una afición?

Laia: Espero poder convertir mi afición en mi profesión (o mejor dicho, en una de mis profesiones). No me refiero a vivir de la literatura, simplemente a poder seguir publicando y poderme llamar escritora sin que me suene extraño.

Viajero: Bueno, Laia, ha sido un placer haber podido saber un poco más sobre ti y sobre tu novela. Te doy las gracias de nuevo por esta entrevista y solo me queda desearte la mayor de las suertes en tu futuro. Chicos, no perdáis de vista a esta chica porque dará que hablar…

Laia: Gracias a ti <3

Hasta aquí la entrevista que muy amablemente nos ha concedido Laia. ¿Qué os ha parecido? ¿Qué preguntas os hubiera gustado formular? ¿Qué preguntas habéis encontrado interesantes? ¡Deja un comentario!

2 comentarios:

  1. Me ha encantado, en serio. Ha sido una gran oportunidad para conocer más detalles y curiosidades de la novela que, al menos yo, no sabía.

    Un abrazo! :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...