martes, 30 de julio de 2013

Los días que nos separan, de Laia Soler

Título: Los días que nos separan

Autor: Laia Soler

Editorial: Neo

Páginas: 414

Precio: 17 €









Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez qe se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella... Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor.
Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueño.



He de empezar diciendo que no suelo leer novelas románticas o cuyo argumento principal se base en gran medida en un romance. ¿Porque no me gustan? No, sino porque prefiero otro tipo de novelas, pero siempre es bueno variar de vez en cuando, y menos mal que lo hice. Empecé Los días que nos separan con muchas ganas y con altas expectativas, que ha superado con creces.
Antes de empezar a desglosar un poco mi opinión, quiero dejar claro que, evidentemente, esta va a ser una reseña subjetiva (¿qué reseña no lo es, cuando se supone que damos nuestra opinión?), pero NO es una reseña peloteo. El peloteo no vale para nada: yo estaría defendiendo algo en lo que no creo, vosotros creerías que el libro es algo que no es y el autor tendría un «feedback» totalmente inútil. Así pues, voy a ser totalmente sincero, como me gustaría que lo fuesen conmigo.
La novela me ha parecido una maravilla, la verdad. Puede que la gente que está más acostumbrada a leer novelas románticas esté ya más acostumbrada a este tipo de historias, pero a mí me ha robado el corazón. Hacía mucho tiempo que no me emocionaba tanto y que sentía una historia tan, tan mía. Empezando por los personajes, todos tienen sus personalidades bien definidas, son creíbles y tienen un carácter único (Víctor, cásate conmigo ♥). Y no solo los principales, sino también los secundarios, cada uno personalizado e individualizado. A través de ellos consigue transportarte del presente a la Barcelona de 1914 y viceversa sin esfuerzos.
Aquí es cuando la ambientación adquiere gran importancia. Se ve que Laia se documentó mucho para que esta historia fuera creíble y se sostuviera sobre una base verosímil o incluso sobre un pasado real, que existió en realidad. Uno puede pasear por la Barcelona actual y encontrar los lugares que se describen en el libro, y esto es una enorme herramienta de cohesión para la historia.
Por otra parte, hay que hablar del estilo y los diálogos. Es un estilo claro, sin florituras recargadas, fresco y que ayuda a que la lectura sea rápida y fluida. Los diálogos, por su parte, son en su gran mayoría naturales y creíbles. No obstante, tengo un pero. Hay un par de ocasiones en que uno de los personajes secundarios (que es un niño) parece hablar como un adulto, usando palabras que un niño no usaría. Aun así, es algo puntual.
En cuanto a la estructura de la novela, hay que decir que facilita mucho la lectura. Los capítulos alternan la historia del presente con la del pasado y, para que el lector pueda diferenciar mejor en qué momento está, hay varias cosas que nos ayudan. Una de estas es que la numeración de los capítulos del presente está hecha con números (1, 2, 3, 4...), mientras que la de los capítulos del pasado usa los números escritos con letra (uno, dos, tres, cuatro...). Aparte, la historia del presente está escrita en tercera persona y narrada por un narrador omnisciente, mientras que la historia del pasado está escrita en primera persona y narrada por una de los personajes. Como veis, es prácticamente imposible confundirse, y esto se agradece en una historia que alterna, como ya he dicho, dos tiempos diferentes.
Y para acabar, el final. Qué final... No diré que fue un final de 10 (me faltó una cosita, solo una cosita, Laia...), pero sí un final de 9'5. Encaja perfectamente en la historia. Es la cerradura perfecta para guardar Los días que nos separan bajo llave para siempre en el corazón.


 

6 comentarios:

  1. Yo es que no me aclaraba con los tiempos, como mi método de lectura no es el habitual de los lectores mainstream...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAJAJAJAJAAJA Fans xD

      Eliminar
  2. A mi no me gusto nada este libro, me llego a resultar mucho más interesante la historia del presente que del pasado y me resulto pesado en muchos momentos.

    Me alegro que al menos a ti te haya gustado ^-^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! A mi este libro me encantó y que sea el primer libro de la autora y tan joven es bastante increíble. Coincido contigo en que le faltó algo a ese final, un párrafo más o algo. Me quedé con una pequeña espinita aquí clavada, pero es un gran libro. ¡Me alegro que te haya gustado! Por cierto, ¡me quedo por aquí! :)

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por el comentario y por unirte al blog! Cada nuevo viajero es bienvenido a esta pequeña familia :)

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Me he reído mucho con tu reseña xD
    A mí también me encantó el libro, y yo estoy más acostumbrada a leer novelas románticas. Pero es que Los días que nos separan... Tiene algo especial, sin duda.
    Una reseña muy chachi.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...